La Historia de Coco’s

Desde que Laura era una pequeña niña ayudaba a su padre en la granja. Fue cuando comenzó a rescatar todo tipo de animales desde murciélagos hasta gatos y perros, también ayudaba a darle biberón a cabritos y borreguitos. Uno de los gatos que rescató, llamado Igor quedó con un solo ojo después de sufrir el ataque de un cuervo. Igor  sigue siendo muy querido por su familia en Gales

Después de que Laura se mudó a México y se casó con su esposo Carlos, su gato Coco fue atropellado. Como en México muchas personas ven a los gatos como pestes, muchas veces no hacen ningún esfuerzo por evitar atropellarlos si se los topan en el camino. Laura decidió que quería ayudar a resolver el problema de muchos gatos en las calles lo que conlleva a que sean maltratados.

Una semana después de la muerte de Coco, Laura oyó a un gatito “Rambo” pidiendo auxilio en la selva. De ahí el nombre de “Rambo”, lo cuidó y lo adoptó. Desde entonces ha continuado su trabajo, rescatando gatitos y esterilizando gatos callejeros como parte de sus esfuerzos para ayudar a los animales de la Riviera Maya. Cada gatito que es rescatado se lo dedica a la memoria de su muy amado gato Coco.

Al trabajar en reducir la población, Laura comenzó junto con Kelley Anthony y la Veterinaria Claudia Lewy esterilizando gatos callejeros, gatitos rescatados y gatos cuyos dueños no podían pagar la cirugía pero deseaban esterilizar a sus mascotas.

Laura se dio cuenta que había más que hacer y pidió el apoyo de más veterinarios. No mucho tiempo después, siete veterinarios se ofrecieron a participar en el programa de esterilizaciones de gatos que Laura organizaba.

Mientras había más apoyo para el proyecto, Laura comenzó a conocer a muchos otros voluntarios y vio la oportunidad de hacer algo más grande y así fue como nació Coco´s Cat Rescue.